Blockchain Está Restableciendo Confianza En Organizaciones Benéficas

Bitcoin y cientos de otras criptomonedas basadas en blockchain van en aumento, lo que permite una nueva forma de dinero digital que no está vinculada a un gobierno específico. La tecnología que hace posible la criptomoneda se llama blockchain, un libro mayor descentralizado controlado por todos sus usuarios en lugar de un banco central. Mientras que el dinero basado en grandes cantidades de código puede sonar realmente complicado de entender, hay aspectos clave de blockchain que lo hacen una tecnología muy atractiva para organizaciones sin fines de lucro.

 

Geográficamente Agnóstico

El aspecto distribuido de blockchain permite que las organizaciones globales sean más eficientes. Por ejemplo, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) pudo utilizar blockchain para realizar transferencias en efectivo a organizaciones que apoyan a los refugiados sirios. Según Robert Opp, director de Innovación y Gestión del Cambio del PMA, “la tecnología Blockchain nos permite intensificar la lucha contra el hambre”. Mediante este programa, la ONU puede reducir costos, controlar riesgos financieros como el fraude y responder más rápidamente a emergencias.

 

Transparencia

Las monedas tradicionales no se rastrean fácilmente cuando se intercambian. Sin embargo, las monedas digitales son únicas y se pueden rastrear en todo el libro. Si bien hay una conversación vibrante dentro del sector sin ánimos de lucro sobre el significado de los gastos generales y si las organizaciones deben medirse por el porcentaje que gastan en la recaudación de fondos, una cosa que sabemos con certeza es que los donantes prefieren financiar proyectos directamente. Los donantes quieren ver a dónde va el dinero y cómo se usa en un momento dado.

Una nueva plataforma que ya está aprovechando blockchain es GiveTrack. GiveTrack recibe donaciones para proyectos en Bitcoin y conecta la información financiera con los resultados de un proyecto que la organización sin ánimo de lucro comunica activamente. El efecto secundario de esta transparencia podría ser un aumento en la confianza que los donantes tendrán en las organizaciones (lo que podría aumentar las donaciones). Al mismo tiempo, podría crear muchos desafíos para las organizaciones cuando se comuniquen con sus donantes sobre cómo se están gastando los fondos.

Los libros de contabilidad no solo se usan para transacciones financieras. La tecnología de Blockchain también podría usarse para rastrear y proteger activos valiosos como documentos, arte o joyas a lo largo de su viaje de por vida. Empresas como Brilliant Earth aprovechan la tecnología blockchain para documentar mejor la fuente de piedras preciosas, asegurando que abordan los problemas sociales y ambientales relacionados con la minería y la fabricación de piedras preciosas.

 

Anonimato

Con la tecnología de blockchain, puede decir de qué billetera proviene la donación, pero no sabe a quién pertenece la billetera. Existe cierto riesgo en este anonimato para las organizaciones que aceptan estos pagos. Por ejemplo, es posible recibir una donación de fuentes ilegales o cuestionables. Sin embargo, también podría permitir a los donantes y organizaciones financiar proyectos cuyos resultados y objetivos podrían estar prohibidos. Por ejemplo, el uso de la tecnología blockchain para enmascarar la identidad del donante podría ser increíblemente útil para apoyar causas que combaten la persecución de hombres homosexuales en lugares como Uganda o Rusia.

Si bien el concepto de la tecnología blockchain y la aceptación de donaciones de criptomonedas puede parecer abrumador, una mayor familiaridad con estas transacciones podría traer beneficios sustanciales para el sector sin ánimos de lucro. Permite la transparencia de la contribución financiera, asegura la autenticidad de los bienes que compramos o vendemos globalmente, reduce el riesgo y el fraude, es rápido y, lo más importante, puede restablecer o reforzar la confianza que los donantes tienen en las organizaciones benéficas. Su primer paso es simple: abra una crypto wallet, una dirección donde se pueden enviar criptopagos, para recibir donaciones. Puede guardar la wallet en su propia computadora o usar uno de los muchos proveedores de wallets basadas en la nube. Después de configurar su wallet, puede dirigir a los donantes a ese wallet y vender Bitcoin u otra criptomoneda o mantenerla como una inversión.

Por: Saul Tormo

Fuente: www.criptonetwork.com