Crean una inteligencia artificial que piensa igual que un perro

 El campo de la investigación parece no tener límites. Lo último ha sido crear una inteligencia artificial que piensa igual que un perro. Este importante avance ha sido llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Washington, quienes han enseñado a una inteligencia artificial a comportarse igual que un perro.

Quienes tienen un perro en casa le consideran uno más de la familia e incluso a los perros se les quiere más que a tus amigos. Estos animales son los grandes y fieles amigos de las personas, enseñando muchas cosas a los humanos. Y ahora vamos a poder conocerles más a fondo. Según han explicado los investigadores, gracias a esta inteligencia artificial tendremos la oportunidad de saber cómo se comportan los perros, ayudando a entender, interpretar y predecir la conducta de los canes.

Para entrenar a una inteligencia artificial que piensa igual que los perros lo primero que necesitaban eran datos para diseñarla. Para ello se valieron de Kelp, un perro de raza Malute de Alaska. En su cabeza llevaba una cámara GoPro que grababa imágenes de su entorno. También iba cubierto con sensores en el cuerpo y en las patas para controlar los movimientos que realizaba.

En total grabaron 380 vídeos cortos del animal, los cuales sirven a los investigadores para saber cómo se comportan los perros. La inteligencia artificial se ha encargado de unir los datos del movimiento de las extremidades de Kelp con los datos visuales captados por la GoPro. De esta manera, la red neuronal fue capaz de predecir qué hará un perro en determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando alguien lanza una pelota se podrá saber si el perro reaccionará dándose la vuelta o irá a por ella.

Además de predecir el comportamiento de los perros con una inteligencia artificial, han ido más allá. Así, han averiguado que los perros saben cosas del mundo en que viven sin haber sido programadas, siendo capaces de reconocer la comida, los obstáculos, a las personas y a otros animales. Y esto sin haber sido programado para ello. Por lo que la red neuronal entrenada para actuar como un perro muestra la misma inteligencia que este animal.

Inteligencia artificial comportamiento perros

Para estar seguro de estos descubrimientos llevaron a cabo dos pruebas: la primera se basaba en identificar diferentes escenarios (las escaleras, un balcón) mientras que la segunda estaba enfocada en "superficies transitables", aquellas donde se puede caminar. En ambos casos, la red neuronal fue capaz de completar estas tareas con una precisión aceptable usando los datos básicos del movimiento del perro.

Antes de cantar victoria conviene advertir que este software no es una réplica del cerebro de los perros sino que se trata de una inteligencia artificial que aprende una serie de normas básicas sobre el comportamiento de los perros a partir de un conjunto de datos limitados, por ejemplo, que a un perro le gusta caminar. Lo destacable es que se trata de la primera inteligencia artificial creada para entrenar a un perro, lo que abre la puerta a que los animales se conviertan en una gran fuente de información y descubrimientos.

Fuente: computerhoy.com